Cómo determinar la presencia de parásitos en el cuerpo humano.

En el cuerpo humano pueden parasitar varios tipos de helmintos. Muy a menudo, las personas se enfrentan a gusanos, que eligen los intestinos como lugar de dislocación permanente. Pero la invasión helmíntica también puede desarrollarse en tejidos musculares y en otros sistemas y órganos. Independientemente de qué parte del cuerpo parasitarán los gusanos, causan un daño tremendo a la salud y provocan el desarrollo de patologías muy peligrosas.

Las personas podrán prevenir las graves consecuencias de las invasiones helmínticas solo si encuentran una "conexión" de manera oportuna y se someten a un tratamiento médico. La presencia de parásitos puede reconocerse por síntomas característicos, que aparecen inmediatamente o después del final del período de incubación.

¿Cómo puedes infectarte?

Los parásitos pueden entrar al cuerpo a través de las manos sucias.

Todos pueden infectarse con helmintiasis, ya que los parásitos pueden ingresar al cuerpo de varias maneras:

  1. Al beber agua sin hervir. . . Mucha gente piensa que los pozos y manantiales tienen el agua más pura, pero están profundamente equivocados. Puede ser transparente y no contiene impurezas visibles a simple vista, pero en él pueden vivir quistes y larvas de varios tipos de helmintos.
  2. Cuando entra en contacto con animales. . . Incluso las mascotas pueden convertirse en portadoras de gusanos. Los huevos de parásitos a menudo se adhieren a su pelaje, y si una persona acaricia a su mascota y luego no se lava las manos, es más probable que se infecte.
  3. Al comer verduras sin lavar, verduras y frutas. Los huevos y las larvas de gusanos también se pueden encontrar en productos cárnicos y pesqueros, por lo que deben ser tratados térmicamente durante el proceso de cocción.
  4. Mientras nada en embalses artificiales y naturales.. . . Al visitar saunas, baños públicos, piscinas.
  5. A través de insectos, que son los "huéspedes temporales" de helmintos e infectan a las personas durante la picadura.
  6. A través de manos sucias. . . Muchas personas descuidan las normas triviales de higiene personal. No se lavan las manos después de ir al baño, lugares públicos, etc. Como resultado, tienen que lidiar con las infestaciones helmínticas con más frecuencia que otros.
  7. Durante la excavación y la jardinería.. . . En el suelo, los quistes de muchos tipos de parásitos pueden vivir durante mucho tiempo, manteniendo su viabilidad. Si, después de completar el trabajo, una persona no se lava las manos, puede infectarse.
  8. Cuando está en contacto con una persona enferma. . . Un apretón de manos banal, descansar en una cama, las relaciones sexuales e incluso un beso pueden provocar una infección.

Cómo identificar los síntomas de los parásitos en el cuerpo humano.

El dolor en el abdomen puede ser un síntoma de la presencia de parásitos en el cuerpo.

Con cada tipo de helmintiasis, puede aparecer un tipo de sintomatología.

Pero hay una serie de signos comunes que pueden ayudar a identificar la presencia de parásitos:

Reacciones alérgicas

En el curso de su actividad parasitaria, los gusanos liberan una gran cantidad de sustancias tóxicas. Como resultado, las personas desarrollan reacciones alérgicas. En la mayoría de los casos, se produce una picazón intensa. Pueden aparecer erupciones características en el tegumento de la piel. Pueden aparecer acné, forúnculos, espinillas. Tales erupciones no responden bien a los medicamentos dermatológicos tradicionales.

Desórdenes gastrointestinales

Muchos tipos de helmintos se localizan en el intestino, fijándose en sus paredes mediante ventosas y ganchos. Como resultado, se ejerce un efecto mecánico sobre las membranas mucosas y se desarrollan procesos inflamatorios en el órgano.

Estancamiento de la bilis

Algunos tipos de helmintos parasitan en la región de la vesícula biliar. Al ser de gran tamaño, bloquean los conductos biliares. Como resultado, la bilis se estanca en los pacientes, lo que conduce al desarrollo de discinesia. Además, una violación del proceso de drenaje de la bilis afecta negativamente el trabajo del hígado.

Violación de los procesos de defecación.

En la mayoría de los casos, en humanos, la helmintiasis se acompaña de estreñimiento o diarrea. Esto, a su vez, conduce a alteraciones de la permeabilidad intestinal, deshidratación y otras patologías.

Disbacteriosis

Si se altera la funcionalidad intestinal de una persona, esto conduce en la mayoría de los casos al desarrollo de disbiosis. A veces, las personas perciben síntomas como la diarrea o el estreñimiento como signos de disbiosis. Empiezan a tomar probióticos o antibióticos, pero la terapia no funciona.

Inmunidad disminuida

Los gusanos, que pueblan abundantemente el cuerpo de su víctima, succionan todas las sustancias útiles que penetran junto con la comida. Como resultado, la inmunidad del paciente comienza a debilitarse y su cuerpo se vuelve más vulnerable a infecciones y virus.

Síndrome de dolor

La presencia de gusanos suele ir acompañada de dolor en los tejidos musculares y articulares, en el abdomen, los intestinos y otros órganos.

Disminución o aumento de peso corporal.

Una persona que tiene una invasión helmíntica puede perder rápidamente el apetito y, por el contrario, aumentar. Esto, a su vez, conduce a la pérdida o al aumento de peso.

Anemia

Algunos tipos de gusanos pueden afectar el sistema hematopoyético. Como resultado, los pacientes desarrollan anemia, en el contexto de la deficiencia de hierro.

Avitaminosis

Los gusanos glotones extraen todos los oligoelementos útiles de los alimentos que penetran en los intestinos. Por eso el paciente carece de vitaminas.

Trastornos del SNC

Muchos pacientes se quejan de alteraciones del sueño, aparición de nerviosismo, irritabilidad. Además, en el contexto de la helmintiasis, puede aparecer un síndrome de fatiga crónica, debido a que la eficiencia disminuye, aparece la apatía, la memoria se deteriora y la concentración de la atención disminuye.

Neoplasmas malignos

Las infestaciones de gusanos tienen un efecto negativo en todo el cuerpo humano. En el contexto de inflamación frecuente, intoxicación, daño mecánico a los órganos, pueden aparecer neoplasias malignas.

Cómo detectar parásitos en mujeres y hombres en el cuerpo.

El estreñimiento y la diarrea son signos de parásitos en el cuerpo humano.

Hay una serie de signos específicos que le permiten conocer la presencia de parásitos en el cuerpo de hombres y mujeres:

Para una audiencia femenina

Para una audiencia masculina

  • El ciclo mensual se interrumpe;
  • La disbiosis se desarrolla en la vagina;
  • Los ovarios se inflaman;
  • El fibroma se desarrolla en el útero;
  • Los riñones, la vejiga se inflaman;
  • Esterilidad.
  • Disfunción sexual;
  • Aparecen piedras en la vejiga, en los riñones;
  • Se observan trastornos mentales;
  • La glándula prostática se inflama.

Síntomas de helmintiasis en niños.

Los problemas intestinales indican la presencia de parásitos en el cuerpo del niño.

En los niños pequeños, las invasiones helmínticas se acompañan de los siguientes síntomas:

  • aumenta la salivación;
  • la inmunidad intestinal está alterada;
  • aparece picazón severa en el área anal;
  • el peso está disminuyendo rápidamente;
  • las preferencias gustativas cambian, los bebés exigen insistentemente dulces;
  • irritabilidad, aparece el llanto;
  • trastornos del sueño;
  • los tegumentos de la piel adquieren una palidez dolorosa, se secan;
  • hay un retraso en el desarrollo físico y mental;
  • se interrumpen los procesos metabólicos y metabólicos;
  • se observan manifestaciones alérgicas;
  • aparece una tos seca;
  • comienza la rinitis;
  • Aparecen náuseas, que pueden ser reemplazadas por vómitos.

Todos estos signos deben alertar a las madres. Deben mostrar inmediatamente a los niños a los parasitólogos, quienes determinarán el tipo de helmintiasis y prescribirán un curso de terapia con medicamentos.